Logran insertar una imagen GIF en el ADN de una bacteria

Logran insertar una imagen GIF en el ADN
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Desde hace algún tiempo, la humanidad se enfrenta a un preocupante problema de almacenamiento de información: más datos fueron creados en los pasados dos años que en toda la historia del hombre. Y toda esa información podría superar en un futuro la capacidad de cualquier disco duro o forma conocida de almacenamiento.

Pero recientemente, un grupo de neurocientíficos logró insertar un archivo GIF (con una secuencia de cinco imágenes) en el ADN de una bacteria viva, y más específicamente en su sistema inmune. Lograron reconstruir la imagen perfectamente y el video con un 90% de exactitud.

La técnica toma ventaja del sistema de edición de genes CRISPR. Cuando un los virus atacan a una bacteria, esta usa su mecanismo de defensa para cortar fragmentos del ADN del virus y los copia dentro de su propio código genético. Esto básicamente hace al ADN del virus parte de las células de la bacteria. De esta manera, se protege de futuras invasiones del mismo virus.

Lo que hizo el equipo de neurocientíficos fue “hackear” este sistema para sus propios fines. Primero, codificaron pixeles dentro de muestras de ADN. Luego, con ayuda de electricidad, insertaron en una bacteria E. Coli dichos pixeles. Descargar corrientes eléctricas en células abre pequeños canales en la pared celular, y es por donde el ADN puede entrar. Fue así como el sistema CRISPR del E. Coli incorporó el ADN en sus propios genes.

Una vez que el material genético y la información estaba dentro de la bacteria, el siguiente paso fue recuperarlo, revisarlo. Así que el equipo corrió la secuencia insertada en la bacteria mediante un programa computacional, la cual reprodujo con éxito las imágenes originales. La secuencia del caballo mostrada arriba en realidad es la representación de la computadora proveniente del ADN insertado.

Hasta ahora, este método no es capaz de manejar demasiada información, pero abre las puertas para muchas y emocionantes posibilidades. Por ejemplo, podríamos crear células que recuerden información sobre ambientes cercanos, o que reproduzcan con gran exactitud eventos del pasado, tal como hacen las neuronas. Podríamos, por ejemplo, registrar todo Game of Thrones en nuestra piel…

Este descubrimiento podría representar la más alta y densa forma de almacenamiento de datos jamás inventada.

Otras investigaciones recientes afirman que las posibilidades de insertar información en el ADN son asombrosas, casi aterradoras: en teoría, se podrían almacenar 215 petabytes (215 millones de gigabytes) en un solo gramo de ADN. Por tanto, se podría guardar toda la historia y datos creados por la humanidad en un par de contenedores del tamaño de una camioneta, por ejemplo.

Mientras la humanidad siga escribiendo y leyendo ADN, será capaz de decodificarla. “El ADN no se degrada con el tiempo como las cintas cassette y los CDs, y no se volverá obsoleto”, dice Yaniv Erlich, científico computacional en la Universidad de Columbia.

Con información de The Verge y Science

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo