¡Qué vértigo! Conoce el puente más extraño del mundo

En la actualidad, las obras de ingeniería civil son cada vez más asombrosas que hasta parecieran desafiar totalmente las leyes de la física.

Tal es el caso del puente Eshima Ohashi ubicado en Japón, el tercer puente más grande del mundo y que une las ciudades de Matsue y Sakaiminato.

Pareciera llevarte al cielo, no por nada recibió el apodo de “puente de la montaña rusa”, pero en realidad su diseño fue con el objetivo de que los barcos de pesca pudieran pasar por debajo.

Cuenta con casi dos kilómetros de largo y una pendiente del 6,1% en una lado y del 5,1% en el otro.

En realidad es un asunto de perspectiva cuando se toman las fotografías en un ángulo recto, porque no es tan terrorífico para los automovilistas que circulan por él.

Es la primera parte del Proyecto de puentes de Honshū-Shikoku de la que también forma parte el Gran Puente de Akashi Kaikyō, el mayor puente colgante del mundo.

¡Vive la experiencia por ti mismo!