“Stayin´ a Life”, la canción que salva vidas.

Fue en 1977 cuando los Bee Gees lanzaban su segundo single del Saturday Night Fever, Stayin Alive, una canción que no solo es pegajosa y con gran ritmo, también es considerada como una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

Pues resulta que eso no es lo único que la hace especial, una muy curiosa investigación descubrió que el clásico también puede salvar vidas, sí, así como lo lees, esta rolita salva vidas (en caso de un infarto).

El estudio demuestra que el tema de la banda de los 70´s aporta el ritmo ideal para realizar las compresiones asociadas a la maniobra de resucitación cardiopulmonar a una víctima de infarto.

David Matlock, investigador estadounidense de la Universidad de Illinois, afirma que la cancion es ideal, con sus 103 golpes por minuto para dar el ritmo adecuado a una reanimación de pulmones y corazón – La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda la realización de las compresiones a un ritmo de 100 por minuto -.

Ahora ya lo sabes, al momento de querer salvar una vida, empieza a tararear Stayin´ Alive.