10 de los mejores solos de saxofón del rock y el pop

10 de los mejores solos de saxofón del rock y el pop
Foto: George Michael - Careless Whisper (Official Video)
1

A diferencia de la guitarra, el bajo, la batería y los teclados, el saxofón no es un instrumento tan recurrente dentro de la música rock o pop. Pero hay ciertas canciones en las que su presencia resulta crucial, y en las que es, de hecho, el sonido que se roba todos los oídos cuando es su turno de brillar. Aquí algunas de ellas:

 

“Never Tear Us Apart” – INXS

Kirk Pengilly siempre fue un elemento indispensable en el sonido de INXS. Pero en esta canción alcanza el que quizá sea su momento cumbre: una cascada de notas de saxofón ejecutadas cada una con un feeling inigualable. El resto de la canción resulta impensable sin este segmento.

 

“Born To Run” – Bruce Springsteen

“Born To Run” es uno de los momentos más épicos en la discografía de The Boss, y de la densa muralla de instrumentos que adornan la canción, el que más destaca es quizá el sax de Clarence Clemons y su inspiradísimo solo al minuto 2:10. Impagable.

 

“A Night Like This” – The Cure

Por mucho, una de las piezas más dolorosas de The Cure: la letra es durísima, la guitarra y sus riffs suenan como relámpagos en la penumbra, y el inesperado solo de saxofón, cortesía de Ron Howe, resulta fulminante. No es común ver este instrumento asomarse en la música de la banda, pero aquí por poco se roba la canción.

 

“Us And Them” – Pink Floyd


El delicado sonido jazz de esta pieza se debe principalmente a los pianos arpegiados de Richard Wright y los arreglos de sax de Dick Parry. Contrasta demasiado con las crudas imágenes antibélicas de Roger Waters cantadas por David Gilmour. Un clásico.

 

“Can’t You Hear Me Knocking” – The Rolling Stones

En el jam de los minutos finales de este tema —una irresistible mezcla de blues, rock y jazz— la guitarra de Mick Taylor y el saxofón de Bobby Keys son los protagonistas absolutos. Ambos músicos demuestran sin reservas una clara influencia de Santana, mientras construyen una escala ascendente que crece y crece en intensidad. Uno de los mejores pasajes instrumentales en toda la discografía stoniana.

 

“Money” – Pink Floyd

Pink Floyd y Dick Parry se hacen presentes una vez más en esta lista. De hecho, el tema proviene también de Dark Side of the Moon, y aquí Parry tiene libertad absoluta para improvisar, cambiar el tiempo de la canción y entregar un potente solo de sax que precede el todavía más épico solo de guitarra de Gilmour.

 

“Modern Love” – David Bowie

Para este tema, donde Bowie demostraba por enésima ocasión su genialidad para componer pop, el británico se rodeó de músicos de gran calibre: Stevie Ray Vaughan, Nile Rodgers y los saxofonistas Robert Aaron y Stan Harrison. Y el solo de sax tenor a mitad del recorrido es quizá el highlight del tema. Por cierto, el primer instrumento que Bowie aprendió a tocar fue el saxofón, a los 12 años, aunque aquí no es él quien lo ejecuta, sino Robert Aaron.

 

“21st Century Schizoid Man” – King Crimson

La canción que inaugura el que se considera el primer disco de rock progresivo, es una exhibición impresionante de virtuosismo y precisión matemática. Ian McDonald, con su saxofón alto, no se intimida ante la vorágine de riffs de guitarra, percusiones y voces distorsionadas, sino que aporta líneas jazzeras de gran precisión y alto sentido melódico. La sincronía que muestra todo el grupo nos deja con la mandíbula por los suelos.

 

“The Logical Song” – Supertramp

El mayor éxito comercial de Supertramp es poseedor de una letra ingeniosa, una aguda crítica y un gran solo de saxofón. La canción satiriza el antiguo sistema de educación predominante, que priorizaba la memorización por encima de la comprensión y el conocimiento. Seguro la conoces.

 

“Smooth Operator” – Sade

Una balada atemporal de los ingleses Sade: una fusión de smooth jazz, soul y funk, con un gran solo de saxofón que, desafortunadamente, fue acortado en algunas versiones para la radio.

 

“Careless Whisper” – George Michael

El primer sencillo de George Michael como solista es quizá también el más recordado: imposible no reconocer de inmediato su inconfundible y sugestivo saxofón. ¿Cuántos niños habrán sido concebidos al ritmo de esta canción?

 

También podría interesarte:

10 grandes canciones poco conocidas de INXS

1