4 señales que indican que debes desintoxicarte de las redes sociales

Las redes sociales y el Internet en general es algo que ha mejorado nuestra vida en todos los aspectos. Seguramente los primeros BabyBoomers – personas que pertenecen a la generación nacida entre los años 60 y 80- jamás se imaginaron que el Internet estaría tan inmensamente presente en nuestras vidas, desde nuestras transacciones bancarias hasta para que nos entreguen los víveres que necesitamos para la semana, sin necesidad de poner un pie en el supermercado.

Lo mejor de todo es que Internet no solo sirve para gastar dinero en él, sino además es una fuente de ingresos prácticamente inagotable. Si aun no estás haciendo dinero virtualmente -así sea para que el servicio de Internet se pague “solo”, aprende cómo ganar dinero online en Gananci.

Aunque Internet sea una bendición -seguramente los ateos también lo consideran así gracias a lo bueno que es- también tiene su lado oscuro. Pero es que en realidad cualquier cosa, absolutamente cualquier cosa en exceso es perjudicial (mira el daño que hace el exceso de oxígeno o de agua en el cuerpo) y claro que la web no se salva de esta afirmación.

En Internet podemos encontrar algunas cosas que nos dan placer momentáneo, pero que si no sabemos utilizarlas con moderación, pueden traer consecuencias nocivas para la salud. Un ejemplo de esto son las redes sociales.

Cuando las utilizas para conectarte con amigos, informarte, entretenerte, ganar dinero y/o desconectarte un rato de la realidad -que es para lo que fueron creadas- tomando en cuenta ciertos límites, todo bien, pero cuando su uso se vuelve una necesidad que empieza a afectar tu vida, dejan de ser algo positivo para ti y se convierten en lo contrario.

Si estás sospechando que esto puede estar pasándote, evalúa las siguientes señales para saber si es momento de que te tomes un descaso de las redes sociales por el bien de tu integridad física y mental:

1.- Las usas más de tres horas al día: esto no aplica si trabajas directamente con las RRSS, ya que los profesionales en este campo seguramente pasan más de tres horas diarias en ellas. Sin embargo, cuando lo haces simplemente por ocio e inviertes demasiado tiempo en ello sin obtener ninguna remuneración a cambio -más que el placer que te genera- debes evaluar si es una actitud sana para ti.

Tres horas al día sumann 21 horas a la semana. Eso equivale a estar casi un día entero en Twitter, Instagram, Snapchat, Facebook, o la que sea que tú uses. Al año, la cifra subiría a casi mes y medio que dedicas totalmente a las RRSS ¿Sorprendente no? Imagina la cantidad de cosas que puedes hacer en ese tiempo.

2.-Piensas en ellas constantemente: esto te hace actualizarlas con frecuencia y básicamente vivir con tu dispositivo móvil como si fuera un miembro más de tu cuerpo. Esto afecta tus relaciones sociales, ya que lo más probable es que al estar tan inmerso en las redes dejes de hacerle caso a las personas de carne y hueso que tienes alrededor.

Si tus amigos y tus familiares ya te han reprochado esto, trata de verlo objetivamente y evalúa si estás dando lo mejor de ti cuando estás con ellos o lo estás guardando para tus perfiles online.

3.- Crees que son la vida real: crees todo lo que ves por ahí y de hecho cuidas más tu reputación en estas plataformas que la que acumulas fuera de la vida 2.0. Recuerda que en las redes sociales las personas publican lo que ellos eligen. Puedes ver a una pareja muy feliz, o a mujeres demasiado delgadas y extremadamente bellas, pero esas son las fotos que ellos han decidido colgar, lo cual no quiere decir que sea verdad.

Las redes sociales son solo un punto de vista de la realidad, no el panorama completo. Por esta razón no puedes dejarte llevar por lo que ves en ellas. Ni siquiera las personas famosas se ven tan increíbles como lucen en esas fotos retocadas.

Asimismo, en las redes sociales tú puedes ser quien quieras. Hay personas que se crean personajes muy diferentes de quienes son en realidad mientras que otros se escudan en perfiles anónimos para insultar y decir cosas que jamás se atreverían a decir en persona. Por eso no debes tomarte las opiniones de desconocidos en línea de manera personal.

4.- Experimentas síntomas de abstinencia cuando no puedes usarlas: esto ocurre porque las ves como la única fuente de felicidad para ti. Si esto te sucede, es necesario que trabajes en tu interior, ya que tu alegría no debería provenir de fuentes externas, sino de ti mismo. Para ayudarte en este punto, mira este listado de libros de superación personal; en él encontrarás diferentes títulos que son excelentes cuando te encuentras en momentos difíciles.

Si has dado positivo para las señales mencionadas arriba, lo primero que debes hacer es admitir que tus hábitos no son saludables. Ese es el primer paso y uno de los más importantes para empezar a realizar cambios.

 

Por Edith Gómez | Editora en Gananci.com

No te pierdas:

¿Estresado? 6 aplicaciones móviles para organizar mejor tu vida