El ‘disc rot’, la amenaza que podría acabar con tu colección de discos compactos y DVDs

disc rot
81

Los discos compactos (CDs) debutaron comercialmente en 1983, y por mucho tiempo parecieron un formato confiable y hasta futurista gracias a su elegante aspecto y estructura. Sin embargo, en los últimos años ha surgido una preocupación cada vez mayor entre quienes poseen grandes colecciones de CDs y DVDs. Se trata del disc rot, un daño irreversible en el disco y, al parecer, inevitable.

El llamado disc rot (que podría traducirse como descomposición o putrefacción del disco) es producto del deterioro físico y químico que eventualmente deviene en errores de lectura y, peor aún, la pérdida total de los datos grabados en el disco óptico. Es decir, es casi como una enfermedad crónica entre estos objetos.

El qué tan susceptible es un disco a ser afectado por este fenómeno depende en gran medida de su calidad de fabricación. No obstante, los que ya cuentan con más de diez años de edad son más propensos a presentarlo. Esto incluye CDs y DVDs de música, películas y videojuegos.

A. Capa de policarbonato. B. Capa reflectante metálica en la parte trasera del CD. C. Capa de laca para prevenir la oxidación de la capa B. D. Etiqueta de impresión o de escritura. E. El rayo láser que incide sobre la capa de policarbonato y se refleja sobre la capa metálica, para luego volver y ser leído por el receptor.

Ahora bien, todo indica que la causa del disc rot obedece principalmente a que la capa de laca es muy delgada y no suele ser uniforme en lo que respecta al grosor y relieve, especialmente en CDs.

Bajo la capa de laca se encuentra la capa reflectante, que suele ser de aluminio, un metal que reacciona químicamente de manera muy sencilla con el oxígeno y otros iones que se encuentran en el agua en proceso de condensación del aire. La frecuencia con que ocurren estas reacciones con los sulfuros es la raíz del problema.

En consecuencia, si la capa de lacado no resiste al sulfuro del aire, la capa de aluminio sufre un lento proceso de corrosión. Es ahí cuando comienzan a aparecer manchas blancas muy pequeñas o decoloraciones anormales con un tono oscuro.

Debido a la diferencia en número de capas y su estructura, este fenómeno es más común en CDs que en DVDs. Estos últimos poseen una capa de plástico encima de la reflectante, la cual evita rayones y que la capa reflectante quede expuesta.

El disc rot parece ser más frecuente en discos antiguos debido a que los químicos para fabricarlos han ido cambiando y han mejorado con el tiempo.

De todas formas, reportajes de BBC y Motherboard señalan y coinciden en que este proceso es inevitable en todo disco. La cuestión es retrasarlo la mayor cantidad de tiempo posible, y para ello aconsejan, principalmente, evitar las altas temperaturas, la humedad, y la exposición directa al polvo y el sol.

Referencias: BBC, Motherboard, Xataka

81