Surge el primer caso de un adicto a Netflix que es internado

primer caso de un adicto a Netflix que es internado

El término de “maratonear” o “bingewatching” en Netflix se ha vuelto tan popular que se ha normalizado también. Se perdió de vista lo peligroso que puede ser para la salud mental.

En Bengaluru, India, el Servicio de Salud Para el Uso de Tecnología (SHUT por sus siglas en inglés), registró el primer caso oficial de adicción a un servicio de streaming de video. En este caso, la plataforma no es ninguna sorpresa: Netflix.

Se trata del caso de un hombre desempleado de 26 años. Pasaba más de siete hora diarias viendo Netflix. Como referencia, el usuario promedio pasa 60 minutos diarios usando el servicio.

El exceso de horas tras el televisor provocó severos efectos físicos en el sujeto: tensión ocular extrema, fatiga permanente y problemas de sueño. Su rehabilitación consistió en terapia psicológica, ejercicios de relajación y orientación vocacional.

La Organización Mundial de la Salud señaló algunos síntomas que pueden ayudar a identificar este problema: aislamiento social, ansiedad, depresión, sobrepeso y problemas musculoesqueléticos.

El Doctor Sharma, psicólogo de la clínica SHUT, considera que el abuso de servicios como Netflix es una manera de escapar de la realidad y los problemas, y un modo de obtener “inmenso placer inmediato”. La inmediata disponibilidad de este tipo de plataformas es un factor clave en su potencial adictivo.

Las cifras parecen respaldar las palabras de Sharma: 70% de los clientes de Netflix a nivel mundial realizan “maratones” viendo series y películas. Por otro lado, el CEO de Netflix ha mencionado abiertamente que el mayor competidor de su servicio es la necesidad de dormir.