15 canciones para amar el punk rock

15 canciones para amar el punk rock

A un género tan vasto y con tantos exponentes como el punk (y sus ramificaciones) no se le puede hacer justicia con una escueta lista de unas pocas canciones. Pero estas recomendaciones tienen solo el objetivo de despertar la curiosidad por esta amplia corriente musical y servir como punto de partida. Es una mezcla de sus máximos y más conocidos exponentes, así como otros que no fueron tan afortunados en lo que refiere a lo comercial.

 

“That’s When I Reach For My Revolver” – Mission Of Burma

Una dolorosa reflexión acerca de crecer, madurar y descubrir que los héroes e ideales en los que solías creer no son lo que pensabas. Fue grabada después por Graham Coxon (Blur), Anti-Flag y hasta Moby.

 

Teenage Kicks” – The Undertones

Por siempre la canción favorita del legendario John Peel y a la cual le dio una calificación de 28 estrellas, cuando su estándar máximo era de cinco. La programó dos veces consecutivas en su programa de radio, pidió que sonara en su funeral y que incluso un verso de su letra («Teenage dreams, so hard to beat») fuera grabado en su tumba a modo de epitafio. Así de buena es.

 

“Blank Generation” – Richard Hell And The Voidoids

Peculiar declaración de principios donde Richard Hell (ex integrante de Television) asegura no pertenecer ni al mainstream ni al punk, ni a la generación X o Y, sino a su propia corriente: la generación vacía, hueca y desentendida del mundo exterior, del cual puede entrar y salir cuando se le pegue la gana.

 

Freightliner” – Hot Water Music 

Un potente canto a aquellas viejas amistades que, por cuestiones más allá de nuestro control, se alejan de nuestras vidas, aunque permanecen siempre en la memoria. Por lo tanto, nunca mueren del todo.

 

The Unheard Music” – X

X, o la definición misma de una banda de culto. Un tema donde ellos mismos califican a su punk como la música desoída e ignorada, en contraste con los “suaves acordes” que provienen de cualquier autoestéreo. Buena suerte al tratar de olvidar esa línea de bajo una vez escuchada (dato nerd: el tema aparece en el séptimo capítulo de la segunda temporada de The X-Files).

 

Descending Angel” – Misfits

Quizá no tan popular comparado con otros clásicos de los Misfits, pero es sin duda una de las joyas de su discografía. Pertenece a la segunda etapa del grupo, cuando regresaron en los 90s ya sin Glenn Danzig y con Michale Graves en su lugar y a cargo de la voz. De lo mejor de la era post-Danzig.

 

“Ever Fallen In Love?” – Buzzcocks

Uno de los grandes himnos del punk. Un desesperado canto adolescente con el que cualquiera se puede identificar o evocar algún punto de su vida. Tal vez justo es por eso que ha sido covereada en incontables ocasiones por toda clase de artistas.

 

Scum Surf Riders” – Physicals 

Physicals, uno de esos casos de bandas efímeras con un único disco —Skulduggery— que resultan verdaderas gemas enterradas bajo las inclementes arenas del tiempo.

 

“Sonic Reducer” – Dead Boys

Una de esas bandas pertenecientes a la primera camada del punk norteamericano, aquella que abrevaba musicalmente de Iggy Pop y los Stooges, The Who, Neil Young y todos los precursores del género. La influencia de estos en Dead Boys es notoria en su nihilismo letrístico, así como en la crudeza de su sonido, pero vaya que tenían un sonido propio. Incluso actos musicales tan grandes como Guns N’ Roses y Pearl Jam hicieron covers de sus canciones.

 

“Pretty Vacant” – Sex Pistols 

La síntesis de la apatía y el salvaje desencanto que pregonaban los Sex Pistols y el punk todo. La negación del futuro y las expectativas de toda una generación. Lejos de quitarle el sueño, Johnny Rotten lo decía bien claro: And we don’t care!

 

“I Wanna Be Sedated” – Ramones

Una oda a la pereza y al tedio… y la más pegajosa canción punk jamás hecha.

 

“Clean Sheets” – Descendents

Antes que The Offspring, Blink 182, Green Day y una interminable lista, Descendents había convertido al punk melódico en su credo desde principios de los ochenta. A diferencia de sus contemporáneos, ellos escribían sobre materias más emocionales e introspectivas. Indispensable consultar el documental Filmage para comprender mejor a esta banda tan infravalorada.

 

“21st Century Digital Boy” – Bad Religion

En 1990 Bad Religion predecía el futuro cercano con un genial tema que vislumbraba la enajenación de las generaciones digitales, aquellas que no saben leer pero tienen muchos juguetes. Al mismo tiempo, la banda comandada por el profesor Greg Graffin sentaba las bases para el punk rock melódico que habría de reinar en los siguientes lustros. La gran diferencia radicaba en que sus letras contenían siempre agudos comentarios sociopolíticos que invitaban a la reflexión del entorno que habitamos y los tiempos que vivimos.

 

“Lost in the Supermarket” – The Clash

Más que un sonido, el punk es una forma de pensamiento. The Clash ciertamente hizo canciones mucho más combativas, pero esta en particular contiene uno de sus mensajes más poderosos: una sátira anti consumista acerca de cómo las sociedades modernas buscan llenar sus vacíos con mercancías, escaparates y supermercados. Una dura reflexión sobre cómo hemos sido despojados de nuestra identidad.

 

Marquee Moon” – Television

Más que una canción, es una experiencia de 10 minutos a la que se le cuadran desde Wilco y los Yeah Yeah Yeahs hasta Interpol y los Strokes. Los Television no eran tan técnicos o virtuosos como para considerarles progresivos, pero eran demasiado intelectuales como para encasillarles solo dentro del punk. No obstante, son un referente obligado del género. Increíble que una pieza como esta, con un sonido tan fresco y vanguardista, tenga ya más de 40 años desde que se publicó.

 

No te pierdas:

10 canciones para enamorarse del Britpop