Las 10 mejores rarezas y lados B de Depeche Mode

depeche mode rarezas
3

Todo fan de Depeche Mode sabe que sus lados B y rarezas son un pequeño mundo aparte. En los tiempos en los que la gente aún compraba LP’s físicos y sencillos (o singles) Martin Gore, Dave Gahan, Andrew Fletcher, Alan Wilder y Vince Clarke confeccionaron no sólo estupendas canciones que se escucharon por todo el mundo, sino que además estuvieron acompañadas de piezas “menores” que, en muchos casos, no le pedían nada a su lado A.

La siguiente lista engloba algunos de los mejores ejemplos y otras rarezas que no aparecen en los discos de estudio regulares de la banda.

“Ice Machine”
Sin duda uno de los mejores temas de la primera era de Depeche Mode. Vislumbra ya el tono sombrío por el que se caracterizaría su música años más tarde y es francamente superior a varios de los temas que aparecieron en el disco debut del grupo.

 

“Route 66”
Mitad cover, mitad remix, esta formidable versión del tema de Bobby Troup es uno de los pocos temas ajenos que ha grabado Depeche Mode. Fue el lado B de “Behind The Wheel”, tema del que retoma arreglos y secuencias y los mezcla con la melodía del clásico rocanrolero.

 


“Shout”
Una canción llena de claroscuros. Parece algún tema descartado del primer disco de la banda, Speak & Spell, y —al igual que “Ice Machine”— tiene un cierto toque oscuro y amenazante que le quitó toda posibilidad de éxito comercial.

 


“Work Hard”
La definición de música industrial, tanto en lo temático como en lo musical. Es un fiel reflejo de la etapa experimental por la que atravesaba el grupo, con un sonido colmado de golpeteos de tubos, cañerías y demás técnicas típicas de la música electrónica alemana. Su mensaje es muy claro: debes partirte el alma trabajando para conseguir cualquier cosa en la vida.

 


“Enjoy The Silence ’04 (Mike Shinoda Remix)”
Los detractores de un grupo como Linkin Park pueden contarse por legiones, pero si algo hay que reconocerle a su cofundador Mike Shinoda es el magnífico remix que hizo para “Enjoy The Silence”. Manteniendo un absoluto respeto a la composición original, el rapero y productor la revistió con un toque vanguardista y elegante, con el que consiguió un mix rayano en la perfección.

 


“But Not Tonight” (Soundtrack version)
Formó parte de la banda sonora de Modern Girls, película ochentera que pasó sin pena ni gloria. El mix de esta versión es ligeramente distinto al que se incluyó en Black Celebration, e incluso el final es diferente. La presencia de los sintetizadores es más robusta que en la original.

 


“Death’s Door”
Fue grabada para la estupenda banda sonora de la no menos genial cinta Until the End of the World y posteriormente fungió como lado B de “Condemnation”. Cantada por Martin Gore —una de sus mejores interpretaciones vocales, de hecho—, es una pequeña joya con una gran carga soul y que sin problemas pudo formar parte de Songs of Faith & Devotion.

 


“Memphisto”
Una pieza instrumental oscurísima; irradia una atmósfera opresiva, asfixiante como pocas, y es probablemente la canción más aterradora jamás compuesta por Depeche Mode. Resulta un tanto similar a “Pimpf” y fue nada menos que el lado B de “Enjoy the Silence”.

 

“Enjoy the Silence (Harmonium)”
Esta versión tan gospel de “Enjoy the Silence” con armonio —un instrumento parecido al órgano— es como la hoy clásica pieza fue concebida originalmente. Alan Wilder la escuchó y se dio cuenta del potencial que tenía para convertirse en un auténtico éxito. El tecladista sugirió acelerar un poco el ritmo, darle un toque más disco y bailable, y entonces surgió el clásico que conocemos hoy en día.

 


“Compulsion”
Original de Joe Crow, “Compulsion” no es una rareza de Depeche Mode, sino más bien uno de los momentos destacados de la discreta trayectoria solista de Martin Gore. Apareció en Counterfeit EP, una grabación en donde Gore rinde homenaje a varias de sus más grandes influencias musicales.

 


“Ice Machine (Röyksopp & Susanne Sundfør cover)”
Cerramos esta lista con el mismo tema con el que comenzamos, pero reinterpretado magistralmente por el dúo electrónico Röyksopp y la hermosa cantautora Susanne Sundfør. Sí, hicimos trampa y no es una rareza producida directamente por Depeche Mode, mas no podíamos dejar semejante cover tan bueno fuera de este repaso de rarezas.

 

Y el pilón:

“Heroes” (David Bowie cover)

Homenaje a un gran ídolo del grupo. Cuenta la leyenda que Vince Clarke descubrió a Dave Gahan cuando él cantaba justo este tema en una sala contigua mientras el resto del grupo ensayaba. Y entonces nació Depeche Mode.

3