10 discos clásicos que cumplieron 15 años este 2016

discos clásicos del 2001

Hace 15 años el presente siglo apenas despegaba, lo que cual lo hizo parecer como una época emocionante en todos los ámbitos: los avances tecnológicos, el internet, y las nuevas propuestas artísticas.

El 2001 fue un año en el que surgieron grandes y prometedoras propuestas, mientras que otros artistas veteranos se consolidaron y reafirmaron su relevancia con obras de gran calidad. A continuación repasamos algunos ejemplos.

Gorillaz – Gorillaz

La primera incursión de Damon Albarn en su proyecto paralelo a Blur sorprendió a propios y extraños con un concepto tan novedoso como disparatado: una banda compuesta por personajes animados, una mescolanza de decenas de géneros musicales y toneladas de actitud. Ni qué decir, sus canciones y videoclips (“Clint Eastwood”, “19-2000”, “Rock The House”, etc.) se convirtieron en rotundos clásicos de aquel año.

Is This It – The Strokes

Fue el disco que marcó el inicio de toda una camada de bandas que revitalizaron la escena musical del nuevo milenio, bajo la bandera del indie revival, sea lo que eso signifique. Resultó ser un álbum de rocanrol y garage puro, directo y sin mayores ornamentos que inolvidables melodías y rabiosas guitarras. Es quizá el disco insignia del 2001.

Amnesiac – Radiohead

A veces un tanto infravalorado y considerado un clásico menor dentro de la discografía de Radiohead, Amnesiac es una obra conceptual de primerísimo nivel. Su propuesta es de lo más interesante: todas sus canciones son como recuerdos extraviados e inconexos, aunque uno infiere que son, de algún modo, memorias significativas en la vida de su autor. Es casi como explorar el diario íntimo de otra persona.

Just Push Play – Aerosmith

Con este disco Aerosmith tuvo una especie de segundo aire en una década en la que comenzaba a perder relevancia ante las efímeras modas musicales de aquella época. Canciones como “Jaded”, “Sunshine” y “Fly Away From Here” demostraron que Steven Tyler y compañía estaban lejos del retiro y que aún tenían mucho por ofrecer.

Exciter – Depeche Mode

Ya sin Alan Wilder en sus filas, en este álbum Depeche Mode se volcó hacia un sonido casi por completo electrónico. No será su mejor trabajo, pero temas como la hipnótica “Dream On”, la enardecida “The Dead of Night”, la muy sugerente “Freelove” y la tierna “Goodnight Lovers”, entre otras, nutrieron aún más el ya de por sí extenso catálogo del grupo.

Discovery – Daft Punk

Este álbum conceptual del dúo francés cautivó tanto a nuevos como viejos seguidores suyos, gracias a un cambio radical en su sonido, el cual se orientó más hacia el house y el disco. Fue también la banda sonora del anime Interstella 5555: The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem, y todos los videoclips del disco mostraban fragmentos de la película animada.

Love and Theft – Bob Dylan

El disco número 31 en la discografía del poeta fue una estupenda continuación de Time Out of Mind, considerado como el regreso triunfal de Dylan luego de un extendido periodo de inconsistencia creativa. Es una grabación plena y madura que nada tiene que envidiarle a sus obras más aclamadas de los 60s y 70s.

Origin of Symmetry – Muse

Absolution tal vez sea la obra más conocida de Muse. Pero hasta ahora ningún trabajo suyo ha alcanzado el nivel compositivo del disco que le precedió, ese impresionante racimo de canciones titulado Origin of Symmetry. A medio camino entre el rock progresivo, el pop, el hard rock y la música clásica rusa, el segundo larga duración de Muse sigue siendo para muchos su cima discográfica.

Toxicity – System of a Down

Con Toxicity System of a Down confirmó que no eran una banda de un solo disco y que eran dueños de un sonido único y potentísimo. Fue considerado por más de una publicación como el disco de metal del año. Temas como “Chop Suey!”, “Bounce” y “Toxicity” se volvieron referentes inmediatos del llamado nü metal, aunque sería injusto encasillar al grupo bajo esta etiqueta.

We Love Life – Pulp

El que es hasta ahora el último disco de Pulp fue una emotiva despedida del grupo oriundo de Sheffield, Inglaterra. Con un sonido directo y visceral, la banda confeccionó algunas de sus mejores y más maduras canciones. Al escucharlo uno no puede evitar pensar que aún tenían mucho que dar de sí.

Otros discos notables:

Vespertine – Björk
Lateralus – Tool
At Dawn – My Morning Jacket
White Blood Cells – The White Stripes
What Sound – Lamb
Tijuana Sessions Vol. 1 – Nortec Collective
Let It Come Down – Spiritualized

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here