La teoría de que el Joker fue el verdadero héroe de The Dark Knight

Joker fue el verdadero héroe de The Dark Knight

A diez años de su estreno, una cinta tan memorable como The Dark Knight (El caballero de la noche, 2008), de Christopher Nolan, se presta para varios y muy sesudos debates. Este es uno de los más interesantes.

El análisis de esta cinta es un tanto complejo, pues no hay un contraste claro entre blanco y negro, sino tonos muy grises y dilemas morales que involucran tanto al supuesto villano como al (¿anti?)héroe y todo lo que hay en medio.

Generalzee, un usuario de Reddit, fue quien comenzó una interesante discusión hace algunos años. Su hipótesis es un tanto descabellada, pero justo eso la hace tan interesante.

El planteamiento es simple: Joker fue el verdadero héroe en la historia de The Dark Knight, y no Batman. Según su explicación, el plan del Joker era hacer de Gotham una ciudad más segura y buscaba purgarla del crimen y los vicios que la aquejaban, sin importar los medios necesarios o los daños colaterales, que al final resultarían minúsculos en la escala mayor del plan maestro. Esto incluía anular a su cuestionable vigilante enmascarado.

Al inicio de la cinta, antes de que el Joker altere el orden, se nos presenta a una Gotham ya en decadencia y dominada por grupos delictivos. La policía está corrompida desde sus entrañas, e incluso hay zonas que están por completo cerradas. Además, la ciudadanía, en contra de su voluntad, permitía que un vigilante anónimo operara impunemente.

Pero al final de la película, todo esto se revierte acorde al plan del Joker, quien durante la cinta demuestra ser un brillante estratega: en poco tiempo el crimen organizado desaparece, los oficiales corruptos mueren o son encarcelados y el vigilante clandestino se esconde del ojo público durante un periodo de ocho años.

Cuando el comisario Gordon es ascendido (uno de los pocos policías honestos en la ciudad), el Joker aplaudiría no de manera sarcástica, sino porque de verdad creía que el viejo era incorruptible y era digno de mantener el orden en la ciudad.

Para limpiar Gotham, Joker tenía que deshacerse también de Batman, quien al inicio de la cinta incluso inspiraba a otros imitadores a tomar justicia por propia mano. Y eso es algo que no tendría que tolerarse: individuos por encima de la ley, que inspiran miedo más que respeto. O al menos eso pensaba el Guasón: que Batman era un símbolo de miedo, no un héroe.

Matarlo no era la solución, pues eso lo convertiría en un mártir. Así que tuvo que corromper a Harvey Dent (a él sí podía hacerlo un mártir) y quebrar también el alma de Batman, matar sus ganas de “vigilar” la ciudad. Y no solo eso: lo convertiría también en un villano.

En la película habría frases clave para comprender la psicología del supuesto héroe incomprendido: “O mueres siendo un héroe o vives lo suficiente para convertirte en villano”. O qué tal: “Él es el héroe que se merece la ciudad, pero no el que necesitamos ahora”. Y por supuesto: “Esta ciudad merece una mejor clase de criminal, y yo se los voy a dar”.

La teoría se ve reforzada por los eventos mostrados al inicio de la tercera película, The Dark Knight Rises: Gotham ha vivido un prolongado tiempo de paz, con el retiro voluntario de Batman. El Joker le habría enseñado una dura lección al vigilante, le habría mostrado cuán equivocado estaba al intentar imponer su orden. La ciudad no necesitaba de su cuidado. Bane habría sido solo un agente externo que alteraría el orden reestablecido por el Joker.

Volviendo a The Dark Knight, la escena en que dos botes llenos de gente se niegan a hacerse explotar entre sí, demostraría que hay bondad en los ciudadanos, incluso en los criminales y reclusos más repudiados.

La “limpieza” del Joker habría demostrado cuán efectiva es: la gente podía vivir en paz por sí sola, libre del crimen organizado, sin la corrupta policía y sin la vigilancia de un justiciero desequilibrado y sus imitadores.

Aunado a todo lo anterior, en la trilogía de Nolan siempre hay cierta sensación de que Bruce Wayne no es un individuo mentalmente sano del todo (elemento crucial en sus cómics). Su código moral/ético resulta cuestionable, ambiguo. Uno de los grandes dilemas que plantea la cinta es la delgada línea entre el héroe y el vigilante, aquél que está por encima de la ley y hace justicia según sus propios términos.

¿Te parece que tiene sentido? Quizá algunas cosas no cuadren al 100%. Pero bajo esta perspectiva, se hace mucho más interesante ver de nuevo la película.

Referencias: Reddit | Joker is the Hero in The Dark Knight

No te pierdas:

10 de las mejores segundas partes en la historia del cine hollywoodense