Cuando Paul McCartney intentó conseguir un sonido latinoamericano

paul mccartney hope of deliverance

Una tarde de 1986 Paul McCartney se aisló del mundo. Tomó su guitarra y bajó al sótano de su casa para no aburrirse. Dos horas después, una canción había sido compuesta. La idea con la que se había encerrado aquel día, fue lograr una pieza que tuviera sonido español pero que a su vez llevara e invocara sonidos latinoamericanos.

Seis años y después de agregar bongoes y un poco de calypso, nace “Hope of Deliverance”. Con más de 4 millones de copias vendidas en todo el mundo, fue el disco que lo trajo por primera vez a México, en 1993: Off The Ground.

Fue un éxito moderado en Inglaterra y Alemania, y sonó con mucha fuerza en la radio y los clubes. Fue una de sus canciones de ejecución obligada en su gira The New World Tour, de 1993. Estuvo “congelada” muchos años hasta abril de 2012, cuando fue interpretada en Bogotá, Colombia, como parte de On The Run Tour.