La imbatible máquina de funk rock: Red Hot Chili Peppers en el Palacio de los Deportes

red hot chili peppers palacio de los deportes

No importa cuántas veces hayas visto a los Chili Peppers en vivo o la cantidad de años que carguen a sus espaldas: estos tipos simplemente no envejecen. Claro, sus apariencias reflejan la edad y los excesos, pero su sonido se mantiene intacto, exento del paso del tiempo. Cualquier persona no afín a su música podría decir que se trata de unos veinteañeros tocando como si no hubiera un mañana. Y por lo menos esa impresión dieron ayer, en la primera de las dos fechas que tienen agendadas para la Ciudad de México.

Anthony Kiedis mantiene una voz idéntica y una presencia imponente. Flea y Chad Smith conforman una base rítmica demoledora y de un dinamismo inacabable, el alma del grupo. Y el más joven de ellos, el guitarrista Josh Klinghoffer, desde luego iguala el poderío interpretativo y el despliegue energético de sus veteranos compañeros. Son un combo infalible. Tienen la bendita costumbre de rebasar siempre nuestras expectativas, o por lo menos de estar muy a la altura de ellas.

Cuando están sobre el escenario, es evidente que los Peppers entran en su propio mundo. Se dejan a merced de la música y el concierto se desarrolla casi por sí solo. Brincan todo el tiempo, se contorsionan y agitan sus cabezas y melenas, como si miles de voltios recurrieran sus cuerpos. Su instinto funk más primitivo sigue ahí, y se mantiene como la columna vertebral de su sonido.

Si bien el audio llegaba a saturarse un poco por momentos —algo prácticamente inevitable en el Palacio de los Deportes— los ingenieros hicieron un gran trabajo para que el bajo de Flea (poderosísimo y a menudo en primer plano) no retumbara más de la cuenta. El espectáculo visual, por otra parte, fue de lo más agradable: un elaborado set de luces colgantes que modificaban su forma creando sensacionales patrones.

Los temas de su disco más reciente, The Getaway (2016), encajan bastante bien con su repertorio ya conocido, y el grupo logró incorporarlos de manera inteligente. Cierto es que muchos clásicos se quedaron fuera, pero era de esperarse. Ya vendrá algún día una gira de greatest hits o del adiós.

Cerca del final de la presentación, los californianos nos dejaron claro que no son indiferentes ante los recientes terremotos ocurridos en México. Algunas imágenes proyectadas en las pantallas gigantes terminaron siendo el momento más emotivo de la noche. Y después de oír cosas como “Scar Tissue”, “Snow (Hey Oh)”, “Under the Bridge”, “By the Way”, “Californication”, “Blood Sugar Sex Magik” y “Give It Away”, poco más se les podía pedir.

Setlist:

Intro / Jam
Around the World
Snow (Hey Oh)
Scar Tissue
Dark Necessities
The Adventures of Rain Dance Maggie
Factory of Faith
Blood Sugar Sex Magik
Go Robot
Californication
What Is Soul? (cover a Funkadelic)
Tell Me Baby
Encore
Higher Ground
Under the Bridge
By the Way

Encore:

Hands on the Wheel (Cover a Willie Nelson)
Goodbye Angels
Give It Away

Referencia: Setlist.fm