Ozzy Osbourne conmemora el incidente del murciélago con un peluche

ozzy osbourne murciélago de peluche

El Príncipe de las Tinieblas anunció el lanzamiento de un peluche conmemorativo de su famosa mordida a la cabeza de un murciélago sobre el escenario. 

Es una parte del mito e imagen de la voz original de Black Sabbath: durante un concierto, realizado un lejano 20 de enero de 1982, a Osbourne le arrojaron desde la multitud un murciélago. Pensando que era falso, el buen Ozzy procedió a arrancarle la cabeza de un mordisco. Fue hasta entonces que descubrió que era real y estaba vivo.

“Hoy se marca el 37 aniversario desde que mordí la cabeza de un maldito murciélago”, tuiteó el músico. “Celebra con este peluche conmemorativo con cabeza desmontable”.

Con un tamaño de 12 pulgadas, el juguete está a la venta por 40 dólares exclusivamente desde la tienda en línea de Osbourne.

En sus memorias publicadas en 2009, I Am Ozzy, el cantante recordó lo ocurrido: “Inmediatamente sentí que algo andaba mal. Muy mal. Para empezar, mi boca se llenó al instante de este cálido, espeso líquido con el peor sabor de boca que te puedas imaginar. Podía sentirlo manchando mis dientes y resbalando por mi barbilla. Luego la cabeza dentro de mi boca se retorció”.

Ya que el murciélago logró morder también a Ozzy, éste tuvo que ser tratado contra la rabia, para descartar cualquier peligro.

En entrevista para Pasadena Star-News, Osbourne reflexionó sobre aquél terrible periodo de excesos. “He llegado a pensar que si, justo ahora, tuvieras una pistola, una bolsa de cocaína y un galón de licor, y dijeras, ‘escoge’, elegiría la pistola. No vale la pena. Ahora estoy disfrutando la vida al máximo. Ya no bebo alcohol. No fumo tabaco. No uso drogas. Estoy bien ahora”.

No te pierdas:

King Crimson celebrará en México 50 años de trayectoria