10 rarezas indispensables de Radiohead y Thom Yorke

10 rarezas indispensables de Radiohead y Thom Yorke

Hay tantas canciones para recomendar en el amplio catálogo de Radiohead y Thom Yorke que, si de un top 10 se trata, uno se ve obligado a elegir una categoría. ¿Sus mejores canciones de piano? Por supuesto que se puede. ¿Sus 10 baladas más llegadoras? Hay de sobra. ¿Las 10 mejores piezas de su periodo guitarrero? Por qué no.

Esta vez nos enfocamos en 10 temas de gran calidad pero de bajo perfil, que por una u otra razón no son tan conocidos como sus temas más célebres.

La lista abarca tanto rarezas de Radiohead como de Thom Yorke en solitario: lados B, covers, colaboraciones, bandas sonoras. No son las únicas que valen la pena —la lista podría ser mucho más amplia—, pero al final lo mejor es echarse un clavado en su obra y explorar uno a uno los discos y proyectos de Yorke.

 

“Pop Is Dead” (1993)

Se trata de un single huérfano que no fue incluido en Pablo Honey, pero tiene todo el sonido y espíritu de aquel disco debut: estridentes guitarras, inesperados cambios muy al estilo Pixies y una estupenda sátira a la industria musical y los medios masivos. Es evidente que Radiohead se divertía haciendo este tipo de canciones.

 

“Killer Cars” (Live) (1994)

Este lado B muestra una faceta que se extraña bastante en el grupo: sus canciones acústicas y con temáticas abiertamente amorosas. Esta canción nació a partir de un accidente automovilístico que Thom sufrió en su juventud, lo cual también inspiró los versos de su magnífica “Airbag”, de OK Computer.

 

“Ceremony” (2007, cover de New Order/Joy Division)

Durante una transmisión en vivo por internet (webcast), Radiohead hizo un excelente y muy respetuoso cover de “Ceremony”, tema que se le puede acreditar tanto a Joy Division como a New Order. Es notable cómo cada integrante del grupo emula con precisión a los intérpretes originales. Incluso la voz de Thom suena casi idéntica a la de Ian Curtis, una de las grandes influencias del grupo.

 

“This Mess We’re In” (2000, colaboración con PJ Harvey)

Quizá la mejor colaboración realizada por Thom Yorke. Tiene la estructura clásica de un dueto hombre-mujer, pero está tan bien lograda que es inevitable dejarse seducir por esta historia de amantes imposibles, quienes se desean el uno a otro y cuyas circunstancias les impiden estar juntos. Temazo.

 

“Fog” (2001)

Del periodo de Amnesiac —quinto disco de estudio de Radiohead— se desprenden varios de los lados B más interesantes de la banda. Esta surrealista pieza, con una cálida base de piano y una letra abierta a cualquier interpretación, resulta de lo más emotiva pese a su austera instrumentación. Cuando Thom se sienta frente a un piano, es garantía de que serán vulneradas las fibras más sensibles.

 

“Rabbit In Your Headlights” (1998, colaboración con UNKLE)

Otra colaboración de primer nivel. Proveniente del estupendo Psyence Fiction de UNKLE, este tema y su video musical guardan un resonante mensaje cargado de simbolismos. Musical y letrísticamente, va de la confusión y la desesperación a la iluminación y el empoderamiento. Por momentos parece una pieza que le pertenece por completo a Thom Yorke.

 

“Cymbal Rush” (2006)

Ubicada discretamente al final de The Eraser, el primer disco en solitario de Thom, “Cymbal Rush” es una composición emocionalmente abrumadora, a pesar de su aparente minimalismo musical. La Mosca en la Pared alguna vez definió a la música de Radiohead/Thom Yorke como “la paradoja de la pasión cerebral”. Esta pieza encaja perfecto en tal descripción. La versión en vivo del festival Fuji Rock 2010 es aún más brutal.

 

“Suspirium” (2018)

Lo más reciente de Thom Yorke. Es otra de esas hipnóticas canciones a piano en las que la sutileza de su voz basta para crear una atmósfera sedante, casi terapéutica. Fue compuesta específicamente para la película Suspiria, de Luca Guadagnino, que será estrenada el 26 de octubre.

 

“Spectre” (2015)

Una de las piezas más bellas que ha escrito Thom Yorke en los últimos años. Fue compuesta en específico para la banda sonora de 007: Spectre y aunque al final no se quedó en la cinta (en su lugar se utilizó “Writing’s On The Wall” de Sam Smith), es digna de una nominación al Óscar (el cual sí ganó la pieza de Smith). En la navidad de 2015, Radiohead la publicó para descargarse de forma gratuita. Vaya regalo.

 

“Videotape” (2006, Live at Bonnaroo Festival)

Hay todo un misterio acerca de este tema. El portal Vox publicó un complejo análisis acerca de su “ritmo secreto”. Y aunque la versión original de estudio es excelente, con su letra terriblemente emotiva y su minimalista base rítmica, la versión en directo desde el festival Bonnaroo suele ser la preferida entre los fans. En gran medida se debe a su ritmo sincopado y la tremenda energía que la banda despliega en esta performance. Parece casi una canción distinta.

Otras rarezas notables:

“Talk Show Host”

“Hearing Damage”

“Lift”

“I Promise”

“Pearly”

“Man Of War”

“Pink Section” / “Nose Grows Some”

“Staircase”

“The Daily Mail”

No te pierdas:

La historia de “Creep”, apología de los corazones rotos y marginados