Así es como Michael Jackson desafiaba a la gravedad

cómo Michael Jackson desafiaba a la gravedad

En su momento, Michael Jackson nos volvió locos con sus extravagantes y muy originales pasos de baile y coreografías. Y entre ellos, uno de sus movimientos más recordados es su inclinación frontal de 45 grados en el video de “Smooth Criminal”.

Desde luego que los zapatos que usaba eran un factor para lograr la acrobacia, pero un grupo de neurocientíficos del Postgraduate Institute of Medical Education and Research in India, estudió las biomecánicas detrás de la técnica que el cantante ejecutó en muchos conciertos alrededor del mundo. Y no, no usaba cables.

“MJ hacía un desafiante movimiento de 45 grados que parecía fuera de este mundo para cualquier testigo. Muchos fans suyos, incluidos los autores, han intentado copiar este paso y han fallado, a menudo lesionándose en sus intentos”, escribieron los investigadores en su estudio.

Ahora bien, no es un secreto que Michael recibía una pequeña ayuda para realizar el movimiento: una especie de clavo emergía en el momento exacto y se enganchaba al zapato especial. Esto le daba el agarre necesario, pero el cuerpo de MJ jugaba un rol muy importante también.

El movimiento era increíblemente difícil de hacer, y requería una fortaleza atlética en el tronco del cantante y los músculos que protegen la columna vertebral, así como mucha fuerza antigravitatoria en las piernas.

De hecho, los científicos hallaron que MJ mantenía la mayor parte de la presión en su talón de Aquiles. Sin los zapatos, incluso bailarines profesionales extremadamente aptos en su condición física, solo podrían inclinarse un máximo de 25 o 30 grados.

De todo lo anterior solo podemos concluir una cosa: no lo intentes en casa, pues probablemente termines lastimándote.

Con información de Science Alert