10 datos nostálgicos y muy curiosos de los Tiny Toons

datos nostálgicos y muy curiosos de los Tiny Toons
21

Resulta difícil creer que esta serie tiene más de 25 años, pero es cierto. Fue en 1990 que vimos por primera vez a estos sucesores de los Looney Tunes. Y fue hasta muchos años después que entendimos muchas de sus bromas. Inocentes éramos. ¿Quieres conocer un poco más sobre esta genial colaboración de Warner Bros y Steven Spielberg? Aquí tienes 10 datos nostálgicos y muy curiosos de los Tiny Toons:

10 – Por poco fue una película

A finales de los 80s, se pusieron de moda las caricaturas de versiones infantiles de personajes bien conocidos. Ejemplos: Muppets Babies, Tom & Jerry Kids, Los Pequeños Picapiedra, entre otros. Ni hablar del insufrible Scrappy Doo, aunque él llegó un poco antes.

El antiguo presidente de Warner Bros., Terry Semel, tuvo la idea de hacer algo similar con los Looney Tunes. Contactó a Steven Spielberg en 1987 para preguntarle si estaba interesado en hacer una película.

El cineasta aceptó, pero quiso que los personajes fueran otros. Es por ello que Buster y Babsy Bunny, por ejemplo, no son parientes de Bugs Bunny. Y poco antes de terminar 1988, el proyecto se convirtió en una serie para la televisión.

9 – Una orquesta hacía la música para cada episodio

Los involucrados querían que la serie se pareciera lo más posible a las clásicas caricaturas de Warner Bros. Eso incluía la música. Es por ello que la musicalización de cada episodio costaba alrededor de 60 mil dólares.

Distintos reportes decían que la producción utilizaba una orquesta de entre 30 y 35 integrantes. Es decir, mucho dinero para una serie animada.

8 – Seis compañías de animación distintas participaron y 1,200 actores audicionaron en menos de tres meses

El equipo de Tiny Toons trabajaba contrarreloj, y necesitaba tener listos 65 episodios en 18 meses. Esto significaba que tenían que hacer audiciones para alrededor de 100 personas cada semana.

La apretada agenda hizo que seis equipos de animación distintos trabajaran en los episodios. Esto se reflejó en las notables diferencias de dibujos y animaciones entre un capítulo y otro.

7 – El legendario Mel Blanc no pudo prestar su voz para la serie


Conocido como “El hombre de las mil voces”, Blanc le dio vida a casi todo personaje clásico de Warner Bros, al menos en su idioma original.

En consecuencia, los productores de Tiny Toons quisieron incluirlo aunque sea de forma esporádica. Desafortunadamente, el actor de voz murió en julio de 1989. Su hijo Noel Blanc terminó interpretando a Porky y Taz en alguno que otro cameo.

6 – Existe un episodio prohibido que fue censurado tras ser transmitido una sola vez

Tal como lo advirtió Gogo Dodo, “Elephant Issues”, de la segunda temporada, era un episodio de tres segmentos que abarcaba “problemas sociales serios”. El tercero, titulado “One Beer” (Una cerveza), mostraba a Buster, Plucky y Hamton emborrachándose con una botella de cerveza y luego morir en un accidente automovilístico.

Las quejas de los padres no se hicieron esperar, pues consideraban que “One Beer” era muy oscuro para el público infantil, y que, por otro lado, le quitaba la seriedad a un problema como el alcoholismo. En consecuencia, fue prohibido en la TV por casi dos décadas, hasta que fue transmitido de nuevo en el canal Teletoon, de Canadá.

Fue hasta 2012 que Warner explicó por qué el capítulo no sería incluido en el lanzamiento en DVD de la segunda temporada. Pero extrañamente, una semana después fue lanzada con el polémico episodio incluido.

5 – El capítulo “Buster and Babs go Hawaiian” fue escrito por tres chicas adolescentes

Las jóvenes de 13 años Renee Carter, Sarah Creef y Amy Crosby enviaron un guión de 120 páginas a Warner Bros. Un empleado lo hojeó y quedó impresionado lo suficiente como para mandárselo al staff del show. A las chicas se les pagó la cantidad estándar para una colaboración de este tipo: entre 3 mil y 3 mil 500 dólares a cada una.

4 – Las pistolas y otras armas no podían aparecer en la caricatura

A diferencia de los Looney Tunes, a la hora de retratar la violencia en Tiny Toon Adventures había una regla general: nada de lo que un niño pudiera encontrar en su propia casa podía usarse para herir a un personaje. Por lo tanto, los yunques y dinamitas ACME estaban de alguna forma permitidos.

3 – Una de las escritoras fue la modelo para Ariel en La Sirenita

Es bien sabido que el animador Glen Keane usó fotos de Alyssa Milano para crear el rostro de Ariel en La Sirenita. Sin embargo, el estudio precisaba alguien que posara para el resto del cuerpo y animara el movimiento del personaje.

Fue así que Disney solicitó a Sherri Stoner, una escritora acreditada en 30 episodios de Tiny Toons. Sherri también hizo lo mismo para Bella de La Bella y la bestia.

2 – Se consideró hacer un spin-off titulado Elmyra’s Family

El capítulo “Take Elmyra Please” fue producido a manera de piloto para una serie individual de este personaje. Pero Fox no se convenció del todo. Por ello, se convirtió solamente en un episodio atípico de Tiny Toons.

Posteriormente derivaron de la serie dos spin-offs oficiales: Pinky, Elmyra y Cerebro, y The Plucky Duck Show. Este último consistió solo en un único episodio original y otros 12 de Tiny Toons en donde Plucky era el protagonista.

1 – Un episodio de Ren & Stimpy fue un segmento inconcluso de Tiny Toon Adventures

Jim Smith y Bob Camp escribieron e hicieron el storyboard de “Hi, Spirits”, un segmento donde Gogo y Hamton convierten una casa embrujada en un clubhouse. No se terminó.

Tras la salida de ambos guionistas, fue retrabajado con Hamton, Plucky y un fantasma en lugar de Gogo Dodo. Pero fue también desechado. Un año después, sus creadores  lo convirtieron en un episodio de Ren & Stimpy: “Haunted House”, transmitido en Nickelodeon.

Casualidad o no, en el especial Spring Break de Tiny Toons, un gallo y una ardilla llamados Rank y Stumpy son atropellados por un autobús.

 

Con información de: Mental Floss

No te pierdas: 

Justo en la infancia: 6 inolvidables series animadas de Steven Spielberg

21